Nuestra historia

Nos hemos adaptado día a día, a las necesidades del cliente

La empresa tiene una historia singular dentro del sector hortícola de la costa granadina, pues el actual pueblo de Carchuna se crea en mitad de los llanos de Carchuna a partir del almacén que construye Florentino Vázquez y su esposa Marina Cortés en 1953.
Con ellos vive su sobrino Fulgencio Spa Cortes que trabaja junto a sus tíos en la gestión de la “Corrida” que es como se conoce la actividad comercializadora que realiza la familia desde los años 30.
La “Corrida” en los años 50 del siglo XX consistía en un punto de encuentro de los agricultores de los Llanos de Carchuna con los compradores interesados en sus hortalizas. En esos años las carreteras y los vehículos eran muy precarios y por ello los compradores que disponían de los medios de transporte podían vender las hortalizas en los principales mercados nacionales: Madrid, Barcelona, Bilbao, Sevilla y Valencia, entre otros. Anteriormente en los años 30 y 40 aun se utilizan los paquebotes, pequeños barcos de vela, que transportan por mar tomates desde la playa de Carchuna hasta Málaga y Algeciras.
En el año 1985 se inicia la nueva etapa de la empresa, se apuesta por la distribución directa y se inicia el desarrollo de una red comercial propia en toda Europa. Actualmente se distribuye el 100% de nuestra oferta de hortalizas a través de una amplia red comercial. En todo momento la empresa ha analizado correctamente la evolución del sector y ha sabido adaptarse y anticiparse a las necesidades de clientes y agricultores.